Esta startup quiere resolver el problema de los vasos desechables de café

Esta startup quiere resolver el problema de los vasos desechables de café

Tiempo de lectura: 2 mins.

· La startup también forma parte de un desafío mundial que busca desarrollar vasos desechables sostenibles para grandes empresas.

La startup indonesia Muuse ha creado una app para llevar tazas reutilizables a todas las cafeterías del mundo, con el objetivo de reducir el desperdicio de una de las actividades más frecuentes en las urbes, tomar café. 

Según lo explica Jim Giles, analista de emisiones de carbono y alimentos de GreenBiz Group, la idea detrás de “Borrow a cup” es bastante sencilla y tiene muchos aspectos positivos. Lo primero es descargar la aplicación y, claro, verificar que la cafetería en cuestión participe con Muuse en esta iniciativa. Aunque esto último pueda sonar un tanto limitante, poco a poco la startup comienza a tener más presencia –ya se encuentran también en San Franciso y Hong Kong– e incluso están trabajando en un sistema de pedidos muy similar al que Starbucks tiene en Estados Unidos. 

No te pierdas: Las metas ambientales de Starbucks


Bien, continuando con el proceso, lo segundo es escanear el código QR (a través de la aplicación) que se encuentra en la base de cada una de las tazas reutilizables de Muuse y ordenar como siempre. Con esto, el lugar en cuestión descontará una cantidad al precio final de tu orden. Al terminar tu café o cuando tengas tiempo, sólo basta con dejar la taza en cualquier cafetería participante, no necesita ser la misma donde lo adquiriste. Según el propio Giles, la idea es genial para aquellos que consumen café cada mañana, pues además del ahorro de dinero se evita desechar cientos de vasos anualmente, los cuales generalmente no se reciclan y terminan en vertederos. 

Además de esto, la startup forma parte de la NextGen Cup Challenge, una competencia global para diseñar y comercializar una taza o vaso desechable más sostenible. Hasta el momento hay 12 empresas involucradas en este desafío y ya se encuentran aplicando varias estrategias con el apoyo de los organizadores del Centro para la Economía Circular, además del de gigantes de la industria como Starbucks y McDonald’s. 

Startups mexicanas, manifiéstense.