Iglús artificiales podrían salvar a los pingüinos de la Antártida

Iglús artificiales podrían salvar a los pingüinos de la Antártida

Tiempo de lectura: 3 mins.

El Sistema de Protección de Pingüinos es un conjunto de iglús muy particulares. Combaten el deshielo polar y crean un hábitat natural que les permite reproducirse.

El deshielo de los polos por los efectos del cambio climático son muy preocupantes. Una de estas consecuencias impacta directamente en los pingüinos emperador, ya que su hábitat se está destruyendo. La situación es tan grave que algunas de las colonias más grandes no han podido reproducirse en casi tres años. Unos iglús muy particulares ayudan a los pingüinos a reproducirse.

Esta propuesta tan llamativa es el Sistema de Protección de Pingüinos del arquitecto iraní Sajjad Navidi. Su objetivo es doble: ayudar a los pingüinos emperador y enfrentar la amenaza que supone el deshielo polar para su reproducción.

Iglús high-tech

El sistema es muy original. Es una construcción vertical que simula un iglú y está dividida en dos partes: una sobresale y la otra está bajo el agua o hielo. De este modo, esta estructura protege a los pingüinos.

Un caparazón bajo el agua es el que compensa el derretimiento del hielo polar. Navidi creó este concepto en respuesta a la categoría «Innovación para el mar» del Concurso Bianual de Arquitectura y Arte de la Fondation Jacques Rougerie, donde obtuvo el séptimo lugar.

La parte superior proporciona un reemplazo artificial para el hábitat natural de estos animales, ya que cada vez hay menos plataformas de hielo de la Antártida. En los nuevos iglús, los pingüinos pueden continuar poniendo sus huevos y apiñarse para calentarlos sin temor a que la estructura se derrita antes de que los polluelos puedan sobrevivir sin el refugio.

iglús artificiales para salvar pingüinos

Las imágenes producidas para la competencia muestran a los pingüinos apiñados en los iglús en una organización en espiral. Esta formación natural de pingüinos sirvió de inspiración para el diseño del iglú superior de Navidi.

Electricidad para evitar el deshielo

Mientras tanto, la estructura inferior intenta deshacer parte del daño ambiental que creó la necesidad de la intervención humana. El iglú invertido y lleno de cráteres se basa en el diseño de una esponja marina y está conectado a un péndulo submarino oscilante. Cuando el péndulo es movido por ondas, se genera electricidad y se usa para enfriar el área.

Al enfriar el agua en las áreas que se derriten, Navidi espera que su propuesta ayude a manejar el rápido derretimiento del hielo polar. También diseñó estas estructuras inferiores como elementos independientes que pueden desprenderse de las casas temporales de los pingüinos.

Aunque Penguin Protection System es todavía un proyecto conceptual, demuestra la intersección entre las ciencias ambientales y la arquitectura, un área importante que puede volverse más relevante para arquitectos y diseñadores, a medida que el cambio climático amenaza nuestro mundo natural.

También te puede interesar: Dos pingüinos hembras se vuelven mamás al adoptar juntas un huevo