3 cosas raras a las que temen los perros y que se deben evitar

3 cosas raras a las que temen los perros y que se deben evitar

Los perros no siempre son valientes, también sufren de miedos y situaciones estresantes que son mejor evitar o saber controlar.

Los perros, al igual que cualquier especie animal, sufren de momentos de estrés y miedo, que pueden hacer que huyan o que reaccionen de forma agresiva.

Reconocer el miedo en un perro puede ser sencillo, sobre todo por las señales que muestra su cuerpo como intentar escapar, gruñir, ladrar y atacar.

También se puede notar porque tiembla, defeca, echa sus orejas para atrás y esconde su cola entre las patas.

Aunque es muy fácil reconocer que nuestra mascota está asustada, muchas veces no comprendemos el motivo, por eso en wokii te revelamos 3 cosas raras a las que temen los perros.

Escaleras

Aunque no lo creas, los perros, sobre todos los cachorros, les temen a las escaleras.

Para los perros, las escaleras pueden resultar muy grandes e imposible de subir o bajar de ellas sin caerse o lastimarse una pata.

Además de este temor, los lomitos suelen tener aún más miedo a las escaleras eléctricas, ya que no comprenden cómo se mueven por sí solas.

También te puede interesar: Música para perros: un remedio para ayudarles a sentirse más relajados

Objetos brillantes

Sí, los perros pueden sentir miedo ante los objetos brillantes, pero no porque el reflejo de la luz o su forma los espante, sino porque los puede sorprender en cualquier momento.

Afortunadamente este miedo suele irse muy rápido cuando el animalito se aventura a conocer y jugar con el objeto.

Secadoras de pelo

Si has tratado de secar el pelo de tu mascota con la secadora y esta sale corriendo, posiblemente es porque le da miedo.

Algunos objetos como la secadora o la aspiradora pueden causar temor en los perros, ya que se sienten atacados.

Cómo ayudar a tu perro a superar sus miedos

La mejor forma en que podemos ayudar a nuestra mascota a superar su miedo es ayudándole a tener una mejor relación con estos objetos o situaciones.

Hay que reforzar comportamientos y actitudes positivas, por ejemplo, mostrarles a nuestras mascotas que no ocurre nada malo si sube las escaleras, se acerque a los objetos o se deje secar con la secadora de pelo.

También hay que evitar los regaños o hablarles tiernamente para calmar su estrés.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico

También te puede interesar: Tras la erupción en La Palma, algunos animales enfrentan cambios de comportamiento