¡Atención! Las abejas son vitales para que nunca nos falte comida

¡Atención! Las abejas son vitales para que nunca nos falte comida

Hoy, en el Día Mundial de las Abejas, queremos recordar la importancia de las especies polinizadoras en el desarrollo sostenible de nuestra alimentación. La cuestión es simple: sin abejas no hay comida de origen natural, indispensable para nuestra supervivencia.

Aunque suene a titular de primera plana del Alarma!, esto es real. El 75% de la producción mundial de los alimentos tendría un desenlace desastroso si estos singulares animalitos desaparecieran. Actualmente estamos en alerta porque el número de abejas, a nivel mundial, decrece.

Hay que cuidarlas y qué mejor que hoy, Día Mundial de las Abejas, para recordar su importancia en nuestra vida. La cuestión es sencilla: sin abejas no hay comida suficiente para nadie.

sin abejas no hay comida

Que todos días se celebre

«Pienso que no debemos celebrar un sólo día como el Día Mundial de las Abejas. Cada día es importante saber y reconocer, que las abejas son uno de los seres vivos que más aportan a nuestro entorno. El 70% de los alimentos que consumimos, dependió de la polinización de éstos insectos y un 85% de lo que sembramos, depende de éste insecto».

«No está nada mal que recordemos al mundo que las abejas están y necesitan de nosotros; pero, sobretodo, debemos desacelerar el ritmo que llevamos de vida, ya que al no darnos abasto, usamos fertilizantes para agilizar y aumentar el crecimiento de nuestros alimentos, afectando a los insectos, ya que se intoxican con los químicos, se desorientan y no regresan a sus colmenas».

Nos comenta Héctor Kuri, un experto apicultor que sabe todo de todo, del mundo de las abejas y que tiene toda la autoridad para afirmar lo que desde hace tiempo se ha venido repitiendo y cada vez más fuerte: sin abejas no hay comida suficiente para nadie.

abejas vitales para que nunca nos falte comida

Cuidarlas no es petición, es obligación

Kuri, también CEO de la marca Beenatural (que maneja productos 100% con base en la producción de miel orgánica), nos da algunos consejos que van muy a la par con lo que recomienda la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), a propósito de celebrar el Día Mundial de las Abejas:

«Únicamente dejando de usar tóxicos para las plantas y los cultivos, sembrando mucha más de estas en forma orgánica y sobretodo que sean más plantas con flores«, podemos ayudar a que vivan más. Son sólo pequeñas acciones a seguir para que las abejas sigan haciendo su trabajo, indispensable para la vida humana.

Sí, indispensable, no olvidemos que tres de cada cuatro cultivos de frutas o semillas que se producen para consumo humano dependen, al menos en parte, de las abejas y otros polinizadores. Cuidarlas no es una solicitud, sino que ya podemos considerar una obligación el salvarlas, para salvarnos. Entendámoslo bien: simplemente sin abejas no hay comida.

¿Sin abejas no hay comida? El futuro de la alimentación

Los cambios en el uso de la tierra, las prácticas agrícolas intensivas, el monocultivo y los plaguicidas han fragmentado y degradado los hábitats de los polinizadores naturales como las abejas. Pero hay también otras causas que amenazan la existencia de éstas.

La globalización, por ejemplo, facilita además la transmisión de plagas y enfermedades, lo que supone una amenaza en particular para los propios polinizadores. Además, los fenómenos meteorológicos extremos asociados al cambio climático dificultan ésta, al provocar un desfase entre la demanda (floración de las plantas) y la oferta de los proveedores de servicios (unas poblaciones abundantes y variadas de polinizadores).

La disminución de especies como las abejas que se dedican a la polinización podría tener efectos desastrosos para el futuro de nuestros alimentos. Su ausencia pondría en peligro las tres cuartas partes de los cultivos que en todo el mundo dependen –al menos en parte– de la polinización, entre los que se incluyen las manzanas, los aguacates, las peras o las calabazas.

¡Imaginen un mundo sin aguacates! Así que es necesario que nos pongamos las pilas. Sin abejas no hay comida rica, fresca, natural y deliciosa, básicamente.

Las abejas son nuestras amigas y hay que valorarlas

Justo este día es para recordar que dependemos de varias especies más y naturalmente para nuestra supervivencia como especie. Sin los polinizadores (hay más especies claro, además de las abejas) estaríamos en riesgo y ya dijimos por qué. No nos creamos tanto.

Por eso y más, debemos crear conciencia sobre su importancia y todas esas amenazas que enfrentan, sin olvidar lo necesario que es su contribución para el desarrollo sostenible. Celebramos este día, que la ONU declaró hace varios ayeres, con acciones que ayuden a estas especies –y todas las demás.

Así que cada vez que veas un panal o abejas volando, protégelas, adóptalas, cuídalas y respétalas. Nada de que porque el panal se ve feo, quieras destruirlo; o que si la abeja puede picarnos, querer hacerle algo más. Recuérdalo siempre: sin abejas no hay comida y eso es más que suficiente para evitar que se extingan.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.

También lee: Sí, internet contamina, pero puedes disminuirlo con estas 3 acciones.