Perpetual Planet, la iniciativa de Rolex en beneficio del medioambiente

Perpetual Planet, la iniciativa de Rolex en beneficio del medioambiente

Tiempo de lectura: 4 mins.

En Wokii reconocemos los esfuerzos de Rolex, a través de su iniciativa Perpetual Planet, en beneficio de la conservación y protección del medioambiente.

Desde comienzos del 2019, la campaña Perpetual Planet de Rolex, inspirada en el legado de exploración de su fundador, Hans Wilsdorf, extiende su colaboración con distintas iniciativas de investigación y protección del medioambiente, tales como la National Geographic Society y la Mission Blue de Sylvia Earle. Asimismo, la manufactura reconoce la labor de individuos detrás de proyectos de relevancia en los ámbitos de la educación y la conservación, a través de los Premios Rolex a la Iniciativa

Con Perpetual Planet, Rolex busca contribuir a la conservación del planeta


El vínculo se fortalece


Actualmente, las expediciones han relegado la búsqueda de nuevas latitudes y enfocan sus esfuerzos a la concientización y el estudio para la preservación del medioambiente. A través de su alianza con las más destacadas iniciativas, Rolex extiende su apoyo a hombres y mujeres que impulsan el cambio, reiterando su compromiso con el planeta. Entre las más destacadas asociaciones de la marca con figuras prominentes de la exploración están las protagonizadas por los conservacionistas George Schaller y Richard Leakey; con los alpinistas Ed Viesturs, Junko Tabei (primera mujer en conquistar la cima del Everest), Alain Hubert, Jean Troillet y Rune Gjeldnes. 

Rolex Perpetual Planet en Wokii
Joseph Cook, laureado de los Premios Rolex en 2016

Además, Rolex es una de las benefactoras principales de la Royal Geographical Society (RGS) desde 1930 y de manera oficial desde el año 2002. También patrocina, desde 2017, tres de las expediciones de la National Geographic Society abocadas a sumar conocimiento sobre los efectos del cambio climático en los ecosistemas de la Tierra. 

Compromiso constante


Asimismo, la manufactura apoya a la iniciativa de su Testimonial desde 1982, Sylvia Earle, con la Mission Blue que inspira a comunidades y gobiernos a proteger el ecosistema marino, mediante la creación de áreas protegidas denominadas Hope Spots. Con el apoyo de la marca, la iniciativa ha pasado de 50 a 112 Hope Spots en sólo cinco años.

Además de su participación en la Mission Blue de Sylvia Earle, la firma patrocina las expediciones Under the Pole, donde también fue partícipe en la creación de un reportaje cinematográfico y fotográfico sobre la vida marina en el Ártico, un mundo lleno de diversidad que poco a poco cede ante las amenazas del calentamiento global. También se ha asociado, desde 2011, con la Monaco Blue Initiative, una reunión anual de especialistas que abordan los desafíos mundiales en términos de protección y conservación de los océanos,  organizada por el príncipe Alberto II de Mónaco.


Rolex y la exploración


La historia de la manufactura junto a la exploración se remonta a la década de 1930, cuando Hans Wilsdorf comenzó a probar la precisión de sus relojes en los ambientes más desafiantes. Hoy, la exploración se ha desligado del descubrimiento, cediendo terreno a los esfuerzos para concientizar y preservar el medioambiente. En 1933, Rolex equipó a la expedición británica al Everest y, en 1953, a la liderada por sir John Hunt cuando sir Edmund Hillary y Tenzing Norgay se convirtieron en los primeros en alcanzar la cima del Everest. 

Para rendir homenaje a este hito de la exploración, la marca lanzó en 1953 su primer reloj Explorer, ahora parte de una colección en constante evolución. Un año más tarde, Rolex selló con la National Geographic Society una de sus alianzas más longevas, una colaboración que sin duda hizo historia. 

Para entonces, la firma dejaba en claro su interés por conquistar lo más alto y profundo de la Tierra, y en 1960 acompaña al batiscafo “Trieste”, comandado por Jacques Piccard y Don Walsh, a un descenso en la fosa de las Marianas. Esta expedición estableció el récord de inmersión de 10, 916 metros de profundidad, acompañado por un reloj experimental fijado en el exterior del submarino, el Oyster Deep Sea Special. 



De vuelta a las profundidades



Décadas más tarde, y como un homenaje a este primer logro del “Trieste” y Rolex, el director de cine y Testimonial de la marca, James Cameron, descendió hasta los 12 mil metros a bordo del Deepsea Challenger, que integraba el reloj de buceo experimental Deepsea Challenge en uno de sus brazos articulados. 

Rolex Perpetual Planet en Wokii
James Cameron a bordo del Deepsea Challenger



También te puede interesar: Plastic Oceans México llega a la Riviera Maya